Marta Atram

¡Hola! Soy Marta, creadora de contenido digital y actriz.

receta garbanzos crujientes marta atram

MANTENTE ACTUALIZADO

suscríbete al newsletter para no perderte ninguno de mis blog posts o vídeos en Youtube! 

Garbanzos crujientes al horno, receta fácil y rápida

La receta que os comparto hoy, es con garbanzos. Es súper fácil y rápida de hacer y, además, es muy saludable. Los garbanzos crujientes son ideales para tomar como snack o en una ensalada. Para la ensalada le dan ese toque más crunchie  que tanto gusta, además de una textura increíble. Le sube 10 puntos a la ensalada, solamente por el hecho de ser algo distinto.



Algo que me gusta mucho de estos garbanzos es su valor nutricional y que puedes ofrecérselo a todo el mundo, a celíacos, veganos, vegetarianos, personas que comen carne y pescado, todo el mundo, en definitiva. Y, como ya te he dicho, te encantará por su sencillez. También por su portabilidad, si te los quieres meter en un tupper para el trabajo como snack, o si quieres dárselos a los peques para snack saludable en el colegio, o de merienda, puedes tranquilamente. No son pegajosos ni manchan, eso dependerá siempre del aceite que añadas tú. Pero bueno, dejo de contarte cosas y ¡empecemos con la receta!

receta garbanzos crujientes marta atram

Cómo preparar garbanzos crujientes al horno

Ingredientes

  • Garbanzos
  • Aceite de oliva
  • Especias al gusto (yo utilizo pimienta, sal, albahaca, oregano y un mix de tex mex que me encanta)

Preparación

  1. Antes de que empieces a preparar la comida, pon a precalentar el horno.
  2. En una bandeja de horno, vas a poner los garbanzos, puedes usar o no papel de horno, no es obligatorio.
  3. Añadir un chorrito (generoso) de aceite de oliva y las especias que hayas elegido y luego lo mezclas todo bien, así está bien distribuido todo. Yo lo mezclo con las manos, creo que es más efectivo y también me gusta sentir la comida que estoy preparando. Es una manera de estar más conectada al alimento y transmitirle la buena energía y el amor que le pones al prepararlo.
  4. El último paso es meterlo todo en el horno. Yo lo pongo a 170º y a unos 20 minutos. Si veo que necesito más tiempo, le voy añadiendo de 10 en 10 para que no se me quemen. La temperatura y tiempo de horno, va a depender de el horno que tu estés utilizando y también de lo duros que te gusten los garbanzos crujientes.

¡Listo! ahora solo te queda decidir con qué te lo quieres comer.

Aquí te dejo el vídeo que hice para mi canal de youtube, para que veas como me quedaron y con qué me los preparé yo:

 

Si te ha gustado esta receta y la preparas, no olvides hacérmelo saber! Puedes dejarme un comentario en esta publicación o etiquetarme en mi instagram (@m.atram) ¡y así veo el resultado!

Quizás te interesa:

yogur vegano de garbanzos

Hamburguesas veganas y sin gluten



¡Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en tus Redes sociales o con tus amigos!

Share on pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Puede que también te interese
barritas energéticas caseras marta atram
¿Alguna vez habéis probado hacer barritas energéticas caseras?  Hay muchas recetas distintas, una para cada gusto. Estas barritas son ideales comoSeguir leyendo
Marta atram visitando x Madrid
Hace unos días estuve visitando el centro comercial X Madrid. Para los que no sabéis qué es, se trata de un centroSeguir leyendo
cuidar un pottus- marta atram
Si te encanta tanto como a mi el poto o potus, sigue leyendo porque hoy te enseño cómo cuidar un potus, los mejores trucosSeguir leyendo
Categorías

últimos vídeos

2 respuestas

  1. Hola Marta: probé hacerlos y me salieron muy muy ricos, pero los tuve que poner en el horno 10m más porque aún estaban muy duros. Son buenisssimos! Gracias por compartir la receta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MANTENTE ACTUALIZADO

¡Suscríbete al newsletter para no perderte ninguno de mis blog posts, vídeos en Youtube o novedades! 

No te asustes que, como mucho, mando uno a la semana. Aunque, normalmente es uno cada 2 semanas.